sábado, 22 de febrero de 2014

Premios!!

Hola a todas,

aquí estoy para enseñaros dos premios que me ha dejado Raquel, del blog Pellizquitos. Pasaros a ver sus trabajos, tiene un poquito de todo, cosa que a mi me encanta, jejeje!!!! Y hace unos trabajos a crochet y dos agujas impresionantes!!!

Los dos premios son estos



Y ahora toca responder a 11 preguntas y nominar a 11 blogs, peeeeeeeeeero, resulta que estoy con un gripazo del quince :( , así que por esta vez, de momento, me voy a saltar las normas. En cuanto me encuentre un poquito mejor termino la entrada respondiendo a las preguntas y asignando los correspondientes blogs.

Un saludo enorme a todas!!!

sábado, 1 de febrero de 2014

Refrescar la masa madre

Muy buenas a todas,

en la última entrada os decía que en el curso de panettone que hice nos habían dado un trozo de masa madre, y que esta masa madre hay que refrescarla para usarla y mantenerla viva.

Y como lo prometido es deuda, aquí os vengo a explicar como se refresca la masa madre.

El trozo que nos dieron fue este


A partir de aquí, el mantener viva la masa y refrescarla para su posterior uso corría a cuenta de nosotras en casa.

Refrescar la masa significa añadir harina y agua en esta proporción:

                   100 g de masa madre ----> añadir 150 g de harina y 75 g de agua

La harina para el refresco tiene que ser "manitoba" (o harina de fuerza si no tenéis facilidad para obtener este tipo de harina). Si queremos refrescar más cantidad de masa, hacemos siempre la misma proporción.

Total, que os explico un poco como va esto:

En teoría, para mantener viva la masa (si no la vamos a usar), hay que hacer el refresco cada cuatro o cinco días (una vez a la semana como máximo) manteniendo la masa siempre en un bol de plástico con agua en la parte baja del frigorífico. Para esto hay que usar la parte "central" de la masa, es decir, se corta la parte que está seca, y desechamos también la parte que está muy húmdeda:



video

Hay otras opciones, como es congelarla o dejarla cerca de una fuente de calor para que poco a poco se vaya secando y quede un "polvo" que se puede usar como levadura seca, pero esto sería en caso de no poder hacer el refresco "de mantenimiento".

Pero bueno, el refresco de la masa previo para usar en pastelería tiene un proceso de dos días, ya que para preparar la masa para usarla hay que hacer cuatro refrescos "preparatorios", más cercanos entre sí y un par de días antes del día que queremos preparar el dulce.

Me explico: si queremos usar la masa madre el sábado por la tarde tenemos que sacarla del frigorífico el jueves por la mañana o a medio día.

A partir de aquí, habiendo sacado la masa madre del frigorífico el jueves por la mañana o a medio día, hay que hacer el siguiente proceso:

 - Jueves noche: 1º refresco (y dejamos la masa madre en un bol con agua fuera del frigorífico)
 - Viernes mañana: 2º refresco (la dejamos como antes en el bol con agua fuera del frigo)
 - Viernes tarde: 3º refresco (siempre en el bol con agua y fuera del frigorífico)


 - Sábado mañana: 4º refresco y esta vez dejamos la masa madre fuera del agua, en un lugar cálido y con una cruz hecha, para favorecer la fermentación



Una vez pasadas unas 6 horas desde este último refresco, cortamos la masa para reservar un trozo, que será nuestra nueva masa madre que tenemos que mantener viva, y del resto, cogemos la parte que nos hace falta para nuestra receta


Con lo que sobra, que normalmente sobra, podemos regalarlo a alguien para que tenga masa madre también, o podemos usarlo para hacer una base de pizza o algún pan dulce.

Y el proceso es siempre el mismo, refresco una vez a la semana como mucho para mantenerla y el proceso de refresco comenzando dos días antes si vamos a usarla en alguna receta (siempre con los tiempos que os he explicado)

Se que es un poco rollo, y algo largo, pero debo decir que el resultado de los dulces con esta masa es muy bueno, doy fe!!! Vamos que merece la pena.

Dentro de poco os enseñaré alguna receta que he hecho con parte de mi masa madre.

Hasta la próxima!!!